Tuberculosis: Objetivo “atender a los tres millones” | Esenciales para la vida

Tuberculosis: Objetivo “atender a los tres millones”

Tuberculosis: Objetivo “atender a los tres millones”

Firma: Mª José Ruiz Leal, doctora en Farmacia y Profesora titular de la UV. Miembro de la Junta de Farmamundi

La tuberculosis (TB) continúa siendo una de las enfermedades infecciosas más importantes a nivel mundial. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de un tercio de la población mundial está infectada por el bacilo tuberculoso. En 2013, 9 millones de personas desarrollaron la enfermedad. Sin embargo, a pesar de ser una enfermedad de declaración obligatoria (EDO) sólo se registraron 6,1 millones de enfermos nuevos de TB, por lo que 3 millones de casos fueron no diagnosticados o diagnosticados pero sin informar al programa nacional de TB (PNT). De ahí, que el día mundial de la TB lleve por lema “Atender a los 3 millones”.

Asistencia sanitaria en el campo de refugiados de Kakuma, Kenia. /Farmamundi 2014

Asistencia sanitaria en el campo de refugiados de Kakuma, Kenia. /Farmamundi 2014

Según el informe global del 2014 de la OMS sobre TB, desde el año 2000 se ha logrado salvar 37 millones de vidas; desde 1990 se ha disminuido en un 45% la tasa de mortalidad por TB y en 2013, la tasa de éxito del tratamiento fue del 86% entre todos los casos nuevos de TB. Sin embargo, existen lagunas respecto a la TB, ya que este mismo año se estimaron 480.000 nuevos casos de TB multirresistente (TB-MDR), sólo el 45% fueron detectados y notificados y menos del 20% de los pacientes recibieron un tratamiento adecuado. Un ejemplo de ello, es el trabajo de Farmamundi en los asentamientos de Warable, Bulla Shariff y Nadir, en el Distrito de Fafi, Kenia, y en el campo de refugiados de Dadaab, donde con brigadas médicas móviles se lleva a cabo la atención médica a las familias refugiadas de las afecciones más comunes, entre las que se encuentra la TB.

En España, 5.244 casos nuevos y recaídas en 2013
Respecto a España, el informe de la OMS del 2014 indica que se notificaron 5.244 casos (nuevos y recaídas) de TB en 2013, lo que equivale a una tasa de incidencia del 11 por 100.000 habitantes. De ellos el 7,2% son menores de 15 años y con una proporción hombre/mujer de 1.5. En las últimas décadas, se observa decrecimiento de la tasa de incidencia de TB anual en España (20 por 100.000 habitantes en 1990) debido en gran medida a la mejora de las condiciones sociales y sanitarias, y a la disponibilidad de tratamientos cada vez más eficaces. Sin embargo, el incremento de población inmigrante procedente de países con alta endemia de TB, las malas condiciones de acogida a que se ven sometidos (sociales: hacinamiento, malnutrición; laborales: irregularidad; y sanitarias: falta de tarjeta sanitaria) y la infección concomitante con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) de este colectivo hacen difícil el control adecuado de esta EDO en España. Por ello, las migraciones y la movilidad demográfica siguen siendo un reto pendiente de la salud pública.

Reducir a la mitad la tasa de incidencia mundial anual de TB en 2025
No obstante, aunque la tasa de éxito del tratamiento de TB a nivel mundial ha mejorado, todavía se sitúa por debajo de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (SDG; Sustainable Development Goals) que establece las Naciones Unidas para el 2025. La epidemia de TB supone una importante carga económica y social con consecuencias graves para la salud pública mundial. Los SDG incluyen reducir la tasa de incidencia mundial anual de TB al 50% en 2025 y al 90% en 2035, en relación a la del 2015; conseguir que el tratamiento de la TB no suponga un coste familiar crítico; detectar los casos de TB-MDR; mejorar las listas de espera para el tratamiento y la calidad de la atención. Se estima que se podrían reducir el número de nuevos casos de TB en aproximadamente 2 billones de pacientes a nivel mundial, si se alcanzan estos objetivos.

Por ello, los retos que se requieren para alcanzar los SDG deben dirigirse a implantar las herramientas existentes en:

1) Atención y prevención integradas y centradas en el paciente con acceso inmediato a la atención de calidad; diagnóstico precoz; ampliación de pruebas rápidas; detección de casos de TB-MDR; estrategias terapéuticas más cortas y adecuadas; disponibilidad de tratamiento más eficaz, seguro y de alta calidad para prevenir la TB latente y la TB-MDR; colaboración entre actividades sobre TB y VIH y tratamiento de comorbilidades; nuevas vacunas en pre y post exposición; control de infecciones, seguimiento y finalización del tratamiento, aplicando el tratamiento directamente observado (TDO) en pacientes de especial riesgo por abandono precoz o incumplimiento.

2) Políticas y sistemas de apoyo incluyendo compromiso político con los recursos adecuados para la atención y prevención de la TB; política de cobertura de salud universal con participación de las comunidades, organizaciones de la sociedad civil pública y servicios privados; marco legislativo de notificación de casos y registro, calidad y uso racional de los medicamentos, control de infecciones, protección social y reducción de la pobreza. En definitiva, acciones sobre otros determinantes sociales de la TB.

3) Innovación e investigación científica dirigida hacía el descubrimiento, desarrollo y adopción rápida de nuevas herramientas, intervenciones y estrategias para optimizar medidas de impacto contra la TB y promover la innovación. Para ello, estas acciones deben ser un objetivo de la mayoría de los gobiernos, con un compromiso de la sociedad civil y las comunidades que incluye la protección y promoción de los derechos humanos, la ética y la equidad, y la adaptación de la estrategia a nivel de país en un contexto único.

El Área Logística y Humanitaria de Farmamundi (ALH) suministra todos los tratamientos disponibles contra la tuberculosis.

Mª José Ruiz Leal
Doctora en Farmacia y Profesora titular de la UV. Miembro de la Junta de Farmamundi

 

 

 

 

Tu dirección de mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *