17 de octubre: por un mundo más equitativo y humano | Esenciales para la vida

17 de octubre: por un mundo más equitativo y humano

17 de octubre: por un mundo más equitativo y humano

En el Día Mundial de la Erradicación de la Pobreza, os dejamos el testimonio de un buen colaborador de Farmamundi y de la campaña Esenciales para la Vida, el profesor Oscar Lanza V. (MD,MPH)

El Llamado Global de Acción Contra la Pobreza  (GCAP) ( por sus siglas en ingles)  es un foro y coalición que agrupa a voluntarios, individuos, instituciones, organizaciones, líderes de la sociedad civil , múltiples actores, activistas que alzan su voz en contra de la pobreza. El GCAP está desligado de todo fin político partidario, comercial, lucrativo, comercial, confesional. Busca despertar mayor preocupación social sobre el drama y las consecuencias de la pobreza a nivel internacional y nacional, trabajando en cerca de 85 países donde sus voluntarios activistas se esfuerzan en la lucha contra el flagelo que representa la pobreza.

 En el mes de Octubre de cada año los activistas contra la pobreza se movilizan para hacer visible su preocupación sobre la situación de pobreza  a nivel global y en sus respectivos países. En años recientes  su actividad logro movilizar más de 20  millones de personas protestando contra la pobreza en diversas partes del mundo.

LA POBREZA EN BOLIVIA: inequidad y desigualdad

En Bolivia el 10% más pobre concentra el 0.3% del ingreso nacional, mientras el 10% más rico  se beneficia del 47.2% del ingreso nacional. Si tomamos el 20% más pobre, este recibe solo el 1.5% del ingreso nacional, mientras el 20% más rico  concentra el  63.0% del ingreso nacional.

 El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y donde el valor 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno). El índice de Gini  es la expresión del coeficiente de Gini manifestado en porcentaje. El coeficiente de Gini se utiliza sobre todo para medir la desigualdad en los ingresos, pero también puede utilizarse para medir la desigualdad en la riqueza. El índice de Gini en Bolivia es del orden de 0.5.

En términos generales, se estima que la  pobreza moderada en Bolivia afecta al  51.3 % de la población, mientras la pobreza absoluta  afecta al 26.1 % de la población. 16.7 %  de la  Población No indígena es víctima de la pobreza absoluta, mientras 33% de la población indígena es afectada por esta pobreza absoluta (Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas – Udape  Bolivia -2010).

 Estos datos despiertan la preocupación social de organizaciones de la  sociedad civil  y de los activistas por los Derechos Humanos en Bolivia, quienes en el “Día Mundial de Acción Contra la Pobreza”, conocido también como ”Día de la Banda Blanca “(adoptada como  símbolo de paz y solidaridad) , expresan su preocupación y demandan que los líderes mundiales cumplan sus promesas , no solo de reducir la pobreza, si no de erradicar la misma, asi como  de genuinamente alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio (ODMs/MDGs)

LA POBREZA EN EL MUNDO

En 1992, un 20% de la población mundial, que  agrupaba a  las personas más ricas del plantea concentraban  el 82,7% de los ingresos totales. Hoy en día, el 1% de ellos controla el 50% de la riqueza del mundo. En 20 años, ha habido una concentración de la riqueza (y poder) en las manos de  pocos, una ínfima  poderosa minoría, que ejerce imprudentemente  el control , incrementando la inequidad y las desigualdades.

Datos del Banco Mundial  (BM) señalan que hay casi mil millones y medio de personas que  viven en la extrema pobreza en todo el mundo. No viven, si no sobreviven con menos de USD  1,25 dólares por día, y otros mil millones de personas viven con menos de USD 2.- dólares por día. Asi, esta denegación de los Derechos Humanos afecta casi la mitad de la raza humana.

 Aunque el método del Banco Mundial para medir la pobreza resulta cuestionable, el hecho que hoy en día, aproximadamente mil millones de personas sufren de hambre y desnutrición, así como quedan sin acceso a agua potable y  que 2,5 millones de personas no tengan acceso a sistemas de alcantarillado y saneamiento, muestra que la vida se deteriora para buena parte de los ciudadanos del planeta. Decenas de millones de personas carecen de vivienda, y más de mil millones están alojadas en viviendas inadecuadas, hay unos 200 millones de desempleados y 900 millones de trabajadores pobres, cerca de 800 millones de adultos son analfabetos, y cada año,  6 millones de niños menores de cinco años mueren de enfermedades que podrían haberse evitado.

 LA POBREZA  Y LOS DERECHOS HUMANOS

Durante casi un cuarto de siglo, el tema de la pobreza ha ocupado un lugar destacado en la agenda política de la comunidad internacional y nacional  y la lucha contra la pobreza se ha  evocado como una “prioridad oficial de los programas de cooperación y desarrollo”, pero las cifras hablan por sí solas, llevándonos a preguntarnos si la ayuda y cooperación” en su mayoría, está orientada al desarrollo… o más bien puede catalogarse de ayuda contra el desarrollo? ”.

 Si bien hay esfuerzos alentadores, los datos señalados, evidencian que es necesaria una re-orientación de los programas de ayuda”” y cooperación, en base a los lineamientos de la Declaración de París y Accra (2005, 2008)

 La conclusión es que ” No existe un mundo desarrollado y otro sub desarrollado, si no….un Mundo Mal Desarrollado” (CETIM) . Esta convicción, abre el debate sobre el actual modelo de desarrollo occidental impuesto, sin cuestionamientos suficientes de la sociedad civil.

 Este «mal desarrollo», cuyas dimensiones son tanto económicas y sociales como ecológicas o culturales, no se confina únicamente al mal llamado “Tercer Mundo”. Se extiende a toda la sociedad mundial: el endeudamiento vertiginoso y el marasmo socioeconómico que conocen preocupantemente numerosos países del Sur, las diferencias, cada vez más escandalosas, entre las condiciones de vida y consumo entre los ricos y los pobres de un extremo al otro del globo, confirman un  hegemónico y único mal desarrollo.

 Si analizamos las estadísticas de las diferentes instituciones de  Naciones Unidas, nunca la pobreza crónica ha golpeado a tantos pueblos a través del mundo como ahora, al mismo tiempo que  las catástrofes ecológicas se multiplican, amenazando la supervivencia de la humanidad y del planeta, haciendo surgir nuevas fuentes potenciales de conflictos.

En momentos donde se propone de la «globalización del mundo», es hora de desarrollar, entre las naciones, los pueblos y los individuos, nuevas formas de relación que respondan a las complicaciones creadas por el paradigma  de la “globalización económica”, mientras no se globalizan Derechos Humanos tales como el Derecho a la Salud, el derecho al  auxilio sanitario para todos, la atención en salud, el Derecho al Alimento,  la educación, el acceso a agua pura y potable,  el saneamiento básico, el derecho a condiciones y vivienda digna, entre otros. .

La primera prioridad concierne a la búsqueda de alternativas para la sobrevivencia y desarrollo de la mayoría de los países del Sur , frente a un modelo hegemónico cuyos límites económicos se conocen perfectamente (por ejemplo, el hecho de que la producción mundial no está adaptada a las necesidades económicas y sociales, el circulo vicioso de la deuda del “Tercer Mundo”), al igual que los perjuicios sociales (por ejemplo, el paro, el desempleo,  el desmantelamiento de servicios sociales , las catástrofes ecológicas (por ejemplo, la deforestación, la contaminación, la irracionalidad en la explotación de recursos naturales) o los desgastes culturales ( la imposición de la uniformidad, el consumismo,  el repliegue de las identidades, etc).

 Las instituciones financieras internacionales (IFIs) (FMI, BM, OMC) , las corporaciones comerciales internacionales, así como las sociedades multinacionales o transnacionales, muestran, al igual que algunos gobiernos, estar más interesadas en la “salud de la economía “antes que en la salud de los seres humanos y por tanto los ciudadanos deben expresar su voz.

 La pobreza no debería existir en nuestro mundo, un mundo que es tan rico. En el Día Mundial de Acción Contra la Pobreza (17 de Octubre) hay que preguntarse ¿por qué seguimos esperando a ver algún éxito de las estrategias adoptadas en la lucha contra la pobreza?

  PARA MAYOR INFORMACIÓN:

JUSTICIA, SALUD & DESARROLLO (Bolivia)

Movimiento por la Salud de los Pueblos (PHM Bolivia)

Red IDESAL (Bolivia).

Telefax: (591 2) 2228596 – 725 15932
E-mail: oscarlvd@entelnet.bo –  lvoscar@hotmail.com
La Paz – Bolivia

 

Tu dirección de mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *